Ha llamado el cartero a la puerta para hacerme firmar sus recibos. Ha escuchado la música y me he dicho sonriente que me veía feliz hoy. Me ha hecho darme cuenta de que lo estaba y que no le había prestado importancia.

Cerré la puerta y bailé con tontería pensando en lo maravilloso que era que otra persona se hubiera dado cuenta antes que yo. Y canté hasta las canciones tristes sin personas en mi cabeza. Solo el placer inmortal de saber que detrás de cada letra hubo y habrá motivos para darle significado, que hoy solo son recuerdos y esperanzas que ni duelen ni empapan.

Y es que las sonrisas las vendemos caras cuando las creemos escasas. Y hoy que los precios bajan, el sol me pide no quedarme en casa.

Resultado de imagen de correr amanecer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s