Las paredes del baño pedían a gritos tu nombre. Las suelas de tus zapatillas rozando los azulejos se debatían entre la gravedad y el deseo. Lo supe al verte cruzar, cuando te vi pasar con tus pantalones cortos que me metieron en problemas.

Nunca antes me había parado a pensar en lo que sería el roce de tus piernas, hasta que se pasearon frente a mí y me amenazaron a punta de pistola. Me preguntaron qué estaba haciendo con mis manos para no estar cartografiándolas desde el epicentro de tus rodillas. Me preguntaron qué estaba haciendo con mis labios que no estaban asaltando los tuyos. Me preguntaron todas aquellas cosas que sabían que no podía responder y yo callé.

Entonces me miraste a tres asientos de distancia. Entonces me sonreíste con travesura porque sabías que no te niego nada. Entonces yo esperaba que tus piernas no se me cruzaran. Y entre mentira y sonrisa no pude evitar mirarte.

Las paredes del baño pedían a gritos tu nombre. Las suelas de tus zapatillas rozando los azulejos se debatían entre la gravedad y el deseo. Lo supe al verte cruzar, cuando te vi pasar con tus pantalones cortos que me metieron en problemas. Helado sin poder robarte la ropa, tentado por la no distancia entre mi cuerpo y tu cintura. ¿Así que así se siente tu respiración? No me lo preguntaré más. ¿Así que así es el tacto bajo tu pantalón? Quizás necesite volvértelo a preguntar.

Esto debe estar prohibido. Y cierro desde dentro. No deberíamos estar aquí. Y saboreo tu sonrisa con mis ojos cerrados. Creo que tengo que marcharme. Y esta estrechez, lejos de ser incómoda, solo me invita a quedarme. Somos algo más que ilegales. Y las paredes parecen tambalearse.

Hace rato que no tocamos el suelo. Hace rato que no hacemos ruido. Y aquí estoy yo mirándote, a tres asientos de distancia, pensando en tus piernas por el pasillo, pensando en mis dedos en tu ombligo, pensando en tus zapatillas en equilibrio, pensando en el abrazo de tu pantalón. Pensando en los gritos de tu andar que me desatan y me contienen cada día más.

puma-creeper-1.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s