He puesto esa canción muy alta en otra habitación. Me he tumbado en la cama de invitados y he intentado cantar. El eco de los acordes reverbera en las paredes de mi casa, mientras yo finjo que sé cantar en el cuarto de al lado. Canto bajito y escucho el chasquido de mis labios en medio de un no-silencio agradable en el que parece que me susurro mil y una historias que no cuento porque ya pasaron.  He recordado en medio de todo eso que hoy es tu cumpleaños y ya no lo censuro como antes. Y aunque una lágrima fuera apropiada en mi contexto, prefiero regalarte tan solo palabras y medio recuerdo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s