Sin pedir permiso. Con más años. Como si nada. Menos niño. A darte un dolor de cabeza. A provocarte un seísmo en las entrañas. Sonriéndote la vida y el recuerdo que me prometiste hasta el Alzheimer. Como si no te hubiera sentido ni apenas. Como si no hubiera forma de volverte a enamorar. Como si ya todo fuera pasado y mi sonrisa fuera simple placebo. Como si tú ni yo, como si nada. Vuelvo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s