No pude evitar pensarte en la noche como aspirina. No pude evitar pegar tu cara con cinta adhesiva a los bocetos hipotéticos de todos nuestros besos. No pude evitar cortar el arnés y sobrecargar la cuerda floja de esta duda. Fui incapaz de amar de mentira ante un atisbo de ti. Fui pura ilusión sin principios ni red, un inconsciente sin prevención de riesgos. Fui por un día esperanza y desconcierto. No pude evitar los rotos y descosidos ni seguir las instrucciones, no pudo ni pasarme por la cabeza andar de puntillas. No pudo rompérseme más en las manos, ni desquebrajarse más despacio. Ni siquiera pudo batallar vendado en el segundo asalto. Sembrando precedentes sin lágrimas y normas para tener más cuidado: no ser tan loco enamorado por un día, para amanecer valiente y osado cuando este turno haya acabado.
image1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s