Podríamos pasar por extraños en aceras paralelas. Podría evitar encontrarte como a cualquier otro desconocido. Hoy podría haberme puesto rojo de rabia al abrazarte y haber maldecido todas las veces que ya no podré abrazar al que eras antes. Hoy podría haber llorado de rabia al volver a casa, sabiendo que no volverás a buscarme en el portal, que sería más inútil que nunca esperarte allí hasta medianoche.

Podríamos fingir que esta sonrisa es de verdad, que nos respetamos por cuestión de sinceridad. Podríamos obviar que este último abrazo se muere bajo cero. Septiembre en pleno invierno a 30 grados y anocheciendo.

Podríamos ser fuertes, pero me viene demasiado grande. Podrías ser fuerte por los dos, pero me sigue siendo insoportable. Podrías simplemente irte a ser feliz a otra parte, para solo pasarme a hacer turismo por las ruinas de ti en otros tiempos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s