¡Ay, si yo te contara cuántos escalofríos sentí antes de cumplir cada uno de mis sueños! Desde los más grandes hasta los más pequeños. No habría manera humana de contar mis intentos, pero siempre tendré las palabras exactas para contarte cada uno de mis cuentos. Cada uno de los conciertos que pasé pensando en ti, cada frase que le dediqué a tu olvidadizo corazón que hablaba de ti y de mí. ¡Ay, si pudiera contarte! Si tan solo pudiera, hoy lloraría. Afortunadamente, cada batalla sin ti trajo una canción detrás de mí. Y ésta, entre muchas ésta, habla de que “imposible” y “feliz” ya no son palabras que hablen de ti.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s